Asia India Jodhpur

Ruta 21 Día 4: Fuerte Mehrangarh, Palacio Umaid Bhawan, Mercado Sardar & Toorji Ka Jhalra

Había llegado el día donde íbamos a tener la primera experiencia en uno de los famosos trenes de la India. A las 12:40am abordamos en la estación de trenes de Jaisalmer el vagón A1 del tren que correspondía a la segunda clase. En todos los trenes reservamos la misma clase luego de leer la descripción de las tres clases que hay. El tren no era nada lujoso, pero cumplía con su propósito que era disponer de camas para dormir las casi cinco horas que duraría el viaje. Había unos “cuartos” con cuatro camas, dos en cada lado. También había dos camas al otro lado del pasillo. No hay puertas, solo cortinas corredizas. Cada cama tenía su sábana, colcha y almohada. En la cabecera de cada cama había tomacorrientes donde cargamos los celulares. El baño tenía el típico inodoro asiático de esos pegados al piso y estaba bastante sucio y maloliente.

Neyla en una de las camas en el tren a Jodhpur
Pasillo del vagón

El tren salió a la 1am de Jaisalmer y a las 5:45am llegamos a la estación de trenes de Jodhpur. Dormí todo el viaje y para que no se me pasara la estación había puesto la alarma 20 minutos antes de la hora de llegada. Al llegar a la estación salimos del terminal y allí estaba el señor que iba a llevarnos al hotel. Caminamos con el hasta el estacionamiento que estaba lleno de rickshaws, y en dos de esos típicos medios de transporte trepamos las maletas y pusimos marcha. Cada rickshaw nos costó Rs100 y nos llevaron hasta la puerta del hotel.

Estación de Trenes de Jodhpur
Neyla entre decenas de rickshaws en el estacionamiento de la estación

El hotel donde nos quedamos se llama Singhvi’s Haveli y estaba muy bien localizado a 5 minutos de la entrada del Fuerte Mehrangarh. Como era demasiado temprano para hacer check in los muchachos del hotel nos guardaron las maletas en un pequeño cuartito. Aprovechamos el restaurante del hotel para desayunar antes de irnos a caminar por la ciudad. Me devoré un omelet con queso, cebolla y tomate y lo bajé con un jugo de naranja. Ese desayuno tuvo un costo de Rs170 y los del restaurante nos dijeron que lo pagáramos al final cuando hiciéramos el check out.

Patio interior del Hotel Singhvi’s Haveli
En esas mesas desayunamos

Salimos del hotel y comenzamos a caminar por los estrechos callejones de Jodhpur, pasando por casitas pintadas de azul celeste y paredes cubiertas por arte callejero mientras esquivábamos vacas hasta que llegamos a la entrada del Fuerte Mehrangarh. El Fuerte Mehrangarh es uno de los fuertes más majestuosas de la India. Se encuentra a 122 metros encima de la ciudad de Jodhpur y está rodeado por imponentes y gruesas paredes. Dentro de sus límites hay amplios patios y palacios con intrincadas tallas. El fuerte aún es manejado por la familia real de Jodhpur. Tiene siete entradas siendo la principal la puerta Jai Pol que fue construida por el Maharaja Man Singh para conmemorar su victoria sobre Jaipur y Bikaner.

Pintura de Ganesha en los callejones de Jodhpur

Nosotros llegamos a otra puerta, pues era la que quedaba más cerca del havali donde nos estábamos quedando. Al llegar, nos encontramos con que aún el fuerte estaba cerrado. Pero solo tuvimos que esperar unos quince minutos hasta que abrieron la puerta a las 9am. La entrada al fuerte es libre de costo, al menos en la puerta por donde entramos nosotros no estaban cobrando. Menciono esto porque había leído en otro blog de viajes que la entrada al fuerte tenía un costo de US$2. Tan pronto pasamos el chequeo de seguridad comenzamos a subir un empinado camino.

Parte del camino empinado que subimos

En ese caminar atravesamos las siete puertas del fuerte. El propósito de estas puertas era obstruir el paso a los ejércitos invasores. Las puertas son grandotas, tienen el tamaño necesario para el tránsito de los elefantes. Las puertas están cubiertas por largas y puntiagudas puyas para evitar que los elefantes del enemigo pudieran derribarlas. Mientras subíamos pasamos por varios lugares interesantes como el memorial Soda Kirat Singh Jagmolat dedicado a un soldado que murió en las puertas del Fuerte Mehrangarh mientras se enfrentaba al ejército de Jaipur. También hay otro pequeño memorial llamado Oda al Sacrificio Humano dedicado a un hombre que sacrificó su vida para que el reino tuviera un mejor futuro.

Una de las siete puertas
Detalles de las puyas en las puertas

Mientras caminábamos íbamos observando los detalles arquitectónicos del fuerte. En ese caminar vi a lo lejos las casitas azules, unas al lado de las otras, que le dan el apodo a Jodhpur de la Ciudad Azul. También nos encontramos con varios músicos, todos contratados por el fuerte, que entretenían a los visitantes. En total nos tomó una hora llegar hasta la parte de arriba. Allí fuimos a la boletería del Museo Mehrangarh, pagamos Rs600 por la entrada y Rs100 por el uso de la cámara. El boleto que compramos nos dio acceso al Museo Mehrangarh que se encuentra en el que fue el palacio del fuerte el cual es un ejemplo excepcional de arquitectura Rajput.

Músico en el fuerte

El museo se accede por el patio del palacio llamado Shringar Chowk. En ese patio vimos el Sangar Choki que es un trono en mármol que era el lugar donde el gobernante se sentaba durante la ceremonia de coronación. Shringar Chowk está rodeado por varias galerías, y siguiendo la audio guía, comenzamos con la galería de los asientos (howdahs) de elefantes, la cual se dice es la mejor colección de howdahs en India. Los howdahs eran una especie de asiento de madera de dos compartimientos (en su mayoría cubiertos con hojas en relieve doradas y plateadas), que se sujetaban a la espalda del elefante. El compartimento delantero, con más espacio para las piernas y una lámina metálica protectora elevada, estaba destinado a los reyes o miembros de la realeza, y el trasero más pequeño para un guardaespaldas.

Sangar Choki
Uno de los howdahs de la colección

Luego visitamos la colección de palanquines del museo. Los palanquines eran un medio popular de viaje para las damas de la nobleza hasta el segundo cuarto del siglo XX. También fueron utilizados por la nobleza masculina y la realeza en ocasiones especiales. Los palanquines no tenían ruedas, dependían de varios hombres para que lo agarraran con sus manos, lo subieran del piso, y lo movieran de un lado a otro. La siguiente galería que visitramos se llama Daulat Khana donde se exhibe una de las colecciones más importantes y mejor conservadas de bellas artes y artes aplicadas del período mogol de la historia de la India, durante la cual los gobernantes Rathore de Jodhpur mantuvieron vínculos estrechos con los emperadores mogoles.

Palanquín

Justo al lado de las galerías vimos el primero de los cuartos reales, el Sheesh Mahal o Cuarto de los Espejos. Este cuarto era el dormitorio de Maharaja Ajit Singh y está decorado con espejos. Subimos unas escaleras hasta el segundo nivel donde vimos una colección de textiles. Había bonitas alfombras, bordados y techos de tela. Otras colecciones que vimos fueron de pinturas, manuscritos, armaduras y las cunas de los bebés de la realeza.

Sheesh Mahal

En este piso vimos otro de los cuartos reales, el Phul Mahal o Palacio de las Flores. Este cuarto está hermosamente decorado y probablemente sirvió como una cúpula de placer de los Maharajas, y las bailarinas solían quedarse aquí. La habitación se hizo tan bonita como una flor, que le valió el nombre de Phul Mahal. El techo está finamente decorado con trabajos en oro. También hay algunos retratos y pinturas, y muebles de la época británica para realzar la gloria de la habitación.

Phul Mahal

No nos fuimos del Museo Mehrangarh sin antes visitar las últimas dos habitaciones que nos faltaban, Takhat Vilas y Moti Mahal. Takhat Vilas era el apartamento personal de Takhat Singh, el último gobernante que vivió en el palacio. Es un espacio inusualmente grande: no hay necesidad de apoyar columnas en el centro ya que el techo se sostiene sobre grandes vigas de madera que a su vez están apoyadas por muelles en las paredes laterales. Todas las superficies del cuarto, incluyendo el piso, están pintadas. Incluso las ventanas tienen paneles de vidrio de colores.

Takhat Vilas

Moti Mahal o Palacio de las Perlas le debe su nombre al material que se utilizó en su construcción. Se utilizó yeso de cal mezclado con conchas finamente trituradas y eso le da a las superficies de la habitación un brillo perlado. Tiene cinco pequeños huecos sobre las puertas que parecen una característica arquitectónica decorativa, pero en realidad son balcones secretos donde las reinas del Maharaja a veces se sentaban, escuchando silenciosamente en los procedimientos judiciales.

Moti Mahal

Antes del salir del fuerte fuimos a ver el Jardín Chokhelao. Este jardín de más de doscientos años ha sido recientemente restaurado, ahora cuenta con los aromas, sonidos y texturas de un jardín de Marwar del siglo XVIII. Justo en el jardín hay un restaurante tipo terraza donde los muchachos almorzaron.

Jardín Chokhelao y el restaurante al fondo

Salimos del fuerte por Jai Pol, la puerta principal, y justo afuera estaban todos los rickshaws y taxis esperando por clientes. Negociamos con dos rickshaws y accedieron a llevarnos al Palacio Umaid Bhawan por Rs200 cada rickshaw. El Palacio Umaid Bhawan es la vivienda del incumbente de la realeza, Gaj Singh II, aún. Fue construido en el 1929 y diseñado por un arquitecto británco para el Maharaja Umaid Singh. Tiene 347 cuartos y tomó 15 años en ser completado. Actualmente el palacio está dividido en tres áreas, un hotel 5 estrellas de la cadena Taj Hotels, la residencia de la familia real y el museo.

Palacio Umaid Bhawan

Al llegar pasamos por la boletería donde tuvimos que pagar Rs100 por la entrada. Comenzamos visitando la colección de carros clásicos de los Maharajas que se encuentran en el estacionamiento original del palacio, que ahora es una especie de museo cerrado y visibles solo a través de una pared de cristal. Vimos unos 20 vehículos, uno de ellos un Cadillac de 1938 con siete asientos, el Rolls-Royce Phantom de 1934 utilizado en la película de James Bond Octopussy y el Cadillac convertible que llevó a la Reina Isabel II al aeropuerto en 1961.

Uno de los carros clásicos

Finalmente entramos al pequeño museo que tiene una colección de fotos de la familia real a lo largo del tiempo, fotos del interior art-deco del palacio, una colección de relojes antiguos, murales y pinturas en miniatura. El museo lo recorrimos bastante rápido, en menos de veinte minutos. Terminamos la visita al palacio y nos fuimos hasta la calle a buscar un rickshaw que nos llevara hasta nuestro próximo destino que era Ghanta Ghar.

El interior del museo
El palacio a mis espaldas

Ghanta Ghar o Torre del Reloj es un lugar muy popular en la parte vieja de Jodhpur que fue construida por el Maharaja Sardar Singh entre 1880 y 1911. No se si la torre del reloj está abierta al público, pero el día que fui estaba cerrada. La torre está rodeada por el Mercado Sardar y aprovechamos para recorrerlo y perdernos entre los olores, colores y sabores del mercado. Los humildes quioscos que rodean la Torre del Reloj venden especias, verduras, vegetales y frutas. Fue el lugar perfecto para retratar los colores de la India. El mercado estaba bastante concurrido, y el tráfico de motoras era incesante.

Ghanta Ghar
Mercado Sardar

El mercado se extiende más allá de la calle que circula la torre, y en esos otros bazares vendían recuerdos de todo tipo, artesanía, ropa, prendas, carteras, artículos para el hogar, en fin, es un mercado bien completo. Terminamos de recorrer el mercado y nos fuimos caminando al famoso pozo Toorji Ka Jhalra que se encuentra muy cerca del mercado.

Personas en el mercado

Toorji Ka Jhalra es un pozo geométricamente perfecto que fue construido en Jodhpur en la década de 1740 por la reina consorte del Maharaja Abhay Singh, continuando la antigua tradición de que las mujeres reales construirían obras públicas que contenían agua. El pozo está rodeado por escalones que proveen fácil acceso a los visitantes que quieran nadar en él. Este pozo estuvo sumergido y lleno de escombros durante décadas, pero recientemente se ha drenado, limpiado y restaurado. Me esperaba encontrar el pozo repleto de turistas, pero aparenta ser que aún sigue estando fuera de las rutas turísticas porque nosotros éramos los únicos turistas y no había muchas personas en el lugar.

Toorji Ka Jhalra
Toorji Ka Jharla

Hacía un calor de madre y aprovechamos que había un bar a un lado del pozo para subir a la terraza del bar a darnos unas cervezas. Después de dos cervezas nos dimos cuenta que ya era casi hora del atardecer y queríamos ir a Tekri Mata Mandir para observar el sol caer. Bajamos del bar y cogimos un rickshaw pero el conductor nos quería llevar a otro lugar, por más que le dije que yo quería ir a Tekri Mata Mandir. Al fin de cuentas nos llevaron a un área cerca del hotel donde nos estábamos quedando y decidimos mejor irnos directo al hotel y ver el atardecer desde la azotea. De una vez cenamos, yo me ordené una pasta con queso, naan (pan de la India) con ajo y queso y una Pepsi por Rs300. Fue la combinación perfecta para terminar el día, cena y atardecer.

Así se vió el atardecer desde el restaurante del hotel
El Fuerte Mehrangarh bajo la luz de la luna luego del atardecer

Presiona AQUÍ para que veas el itinerario completo de las dos semanas en India.

Anuncios

1 comment on “Ruta 21 Día 4: Fuerte Mehrangarh, Palacio Umaid Bhawan, Mercado Sardar & Toorji Ka Jhalra

  1. Pingback: Ruta 21: Dos semanas en India

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DosViajando

La vida de dos chicos

Travelmakers

Somos una pareja a la que le encanta viajar. A la hora de planificar nuestros viajes, siempre nos ha sido de gran ayuda consultar diferentes blogs y es por ello que nos hemos animado a escribir uno! Esperamos que os sirva de ayuda!

Blue Lapis Road

ultramarinus - beyond the sea

La Viajera Incansable

el camino es la aventura

Kevin Standage

An Indian travel photography blog

rutastrazadas.wordpress.com/

Viajes y rutas alrededor del mundo

La mirada de Diego

Periodista + Fotógrafo

Te Cuento de Viajes

Blog de Viajes y Pequeñas Historias. Recuerdos viajeros, experiencias, consejos, fotografías y garabatos. No me he podido resistir... y he dejado un rinconcito donde escribir relatos, reflexiones,... sobre el viaje más emocionante ; la Vida.

Asturiano por el Mundo

Blog de Viajes. Recorriendo el Mundo poco a poco y contándolo todo aquí... ¿Te Unes?

Boricua en el PCT

Boricua. Hiker. Backpacker. Conquering the World step by step

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

EL MUNDO ES MEJOR CONTIGO

"Solo tenemos una vida, es nuestra obligación vivirla al máximo"

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

Dos trianeros por el mundo

Blog de viajes con guías completas y rutas de múltiples destinos y consejos viajeros.

A %d blogueros les gusta esto: