Asia Beijing China

Ruta 18 Día 3: La Gran Muralla China

Había llegado el gran día, conoceríamos en primera persona la Gran Muralla China; ese mítico lugar del que tanto habíamos escuchado y leído desde que estábamos en la escuela y que parecía tan lejano. Pero visitar una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo no se hace de forma espontánea, una visita así conlleva mucha preparación y organización.

Yo comencé investigando cuáles secciones de la muralla quedan más cercana a Beijing y cuales eran las más visitadas por los turistas. Encontré que la más famosa y más visitada por los grupos de turistas chinos es Badaling y quedó descartada rápidamente. También leí que Mutianyu es la sección más visitada por los turistas extranjeros y eso bastó para descartarla también. Terminé seleccionando la sección Jinshanling que, además de ser de las menos visitadas, no ha sido remodelada en su totalidad por lo tanto aún conserva partes en su estado natural y con señales del deterioro causado por las condiciones ambientales a través de los siglos.

great-wall-tours-map-desk
Secciones de la muralla más cercanas a Beijing

Luego procedí a evaluar la transportación, y estaba claro que no queríamos ir en un tour. Las opciones eran coger la guagua (autobús) o reservar transportación privada. La primera opción la descartamos porque la primera guagua sale a las 8am y nosotros queríamos estar ya en Jinshanling a esa misma hora. Busqué por internet compañías que ofrecieron servicios de transportación y luego de evaluar dos o tres compañías terminé contratando los servicios de Private Tours Beijing. Estuve en contacto con una muchacha llamada Jinling y acordamos que el conductor iría por nosotros a las 6am en una miniván para siete personas y el costo sería ¥1400 a pagársele en efectivo al regreso del pasadía en la muralla.

Nos levantamos poco después de las cinco de la madrugada y diez minutos antes de las seis ya estábamos frente al hotel esperando la miniván. Pues eran las 6:15am y aún el conductor no llegaba. Le envié un mensaje a Jinling notificándole que el conductor aún no llegaba y unos minutos después ella me contestó que saliera a la calle principal que él iba a estar allí esperando. Así mismo fue, el conductor estaba en la esquina de la calle principal y el hutong donde nos estábamos quedando.

Bus to Great Wall
En la guagua de camino a la muralla

La ruta hacia Jinshanling nos tomó unas dos horas y media, incluyendo una parada que hicimos para recargar gasolina, donde aprovechamos y nos compramos algo de comer porque andábamos sin desayunar. El conductor se estacionó en un multipisos, subimos unas escaleras y fuimos a la boletería. El boleto para la muralla costó ¥65, el teleférico ¥60 (ida y vuelta) y la transportación desde la boletería hasta la entrada de complejo de la muralla ¥10.

Jinshanling Great Wall Tourist Centre
La boletería de Jinshanling Great Wall

Cogimos el shuttle y luego caminamos como cinco minutos hasta la entrada donde nos escanearon los boletos. Fuimos directo al teleférico donde solo cabían dos personas por cabina, así que nos dividimos en cuatro cabinas. El teleférico iba súper lento, y yo que le tengo miedo a las alturas estaba loco por llegar. Creo que el teleférico tardó como 15 minutos en llegar a la parte de arriba. Al llegar nos bajamos del teleférico y caminamos por un sendero que nos iba acercando a la muralla. Desde el sendero fue que vimos las primeras imágenes de la muralla más famosa del mundo.

Aerial lift to Great Wall
El teleférico

La Gran Muralla China es la mayor obra de ingeniería del mundo. Aunque desde el antiguo los emperadores chinos habían construido barreras para defenderse de los “bárbaros”, fueron los Ming, en los siglos XV y XVI, quienes erigieron una muralla continua de al menos 7,000 kilómetros (4,350 millas). La muralla fue construida en ladrillo y piedra, con una serie de torres conectadas mediante lienzos de muralla. A lo largo de la muralla las torres se situaban a la distancia apropiada para transmitir rápidamente la alarma. En las torres de defensa se alojaba entre 30 y 50 hombres, que servía en turnos de cuatro meses. Los soldados vivían en la misma torre, donde guardaban sus armas y alimentos. Estas construcciones eran, en realidad, pequeños castillos que podían resistir asedios prolongados.

Jinshanling Great Wall First Image
Primera imagen que tuve de la muralla desde la vereda

La vereda terminaba en una de las torres y ahí teníamos dos opciones, recorrer el lado derecho de la torre o el lado izquierdo. Nos decidimos por el lado derecho y comenzamos nuestro recorrido de la muralla. Estaba nublado y había una niebla que cubría parte de la muralla.  Pero esas condiciones del tiempo no nos desanimaron y recorrimos una muralla prácticamente desolada, solo para nosotros. Había uno que otro chino, pero la muralla es tan grande que apenas nos cruzábamos con ellos. Fue el único lugar en China donde las masas de turistas no llegaron, y eso le dio un toque especial.

Jinshanling Great Wall Fog
La niebla cubría parte de la muralla

Luego de una hora la niebla empezó a despejarse y pudimos ver como la muralla desaparecía entre las montañas. Ese lado de la muralla que estábamos recorriendo fue reconstruido por el gobierno así que no tuvimos problemas recorriéndola. Para recorrer la muralla es necesario entrar a las torres, y en una de las torres había una señora vendiendo cervezas, libros, souvenirs y refrescos, y allí mismo nos cogimos un descanso como de 20 minutos mientras nos dábamos un par de cervezas frías y dialogábamos con la señora.

Great Wall
La muralla desde una de las ventanas de una torre
Bebiendo cerveza en la rorre
Cervecita fría para calmar la sed y el calor
Great Wall Me
Por fin foto mía en la Gran Muralla China

Estuvimos más de dos horas recorriendo esa parte de la muralla cuando decidimos virar para recorrer el otro lado de la muralla, el que quedaba a la izquierda de la torre a la que habíamos llegado. Del otro lado de la torre las vistas eran más impresionantes porque esa parte de la muralla está mas alta que la otra. Al no estar reconstruida, recorrerla fue un poco más tedioso. Tiene piedras sueltas, caminos a desnivel y partes destruidas, pero eso la hizo más auténtica y más interesante. Esa era la muralla que yo quería ver y la que más me gustó.

Great Wall UnTouched
Área de la muralla sin reconstruir

Hasta las torres en este lado de la muralla estaban parcialmente destruidas, pero no dejaban de ser únicas e impresionantes. Llegamos a una torre donde estaban vendiendo hasta ropa, y allí nos compramos agua y cogimos el último descanso. De allí nos regresamos al teleférico, bajamos al lugar donde se cogía el shuttle y tuvimos que pagar ¥10 otra vez para que nos llevar hasta el área del estacionamiento. Nos bajamos del shuttle y al llegar a la miniván nos encontramos con el conductor durmiendo y nos quedó más remedio que levantarlo. En total pasamos unas cinco horas en la muralla y me hubiese quedao más tiempo si no hubiese hecho tanto calor.

Great Wall Tower UnTouched
Torre sin reconstruir

El regreso a la ciudad se hizo un poco más largo porque en Beijing nos cogió la madre de los tráficos. Llegamos a la misma esquina donde nos recogieron en la mañana, le pagamos al conductor y nos fuimos al hotel. Nos bañamos, cogimos un descanso y salimos a comer a un restaurante del que había leído en la Lonely Planet. El restaurante se llama Din Tai Fung y se encuentra en el sexto piso del centro comercial Beijing APM localizado en Wangfujing. Este restaurante se originó en Taiwán y se especializa en dumplings al vapor. Es una cadena de restaurantes y hay varios establecimientos en Beijing, nosotros fuimos al que más cerca nos quedaba. Los dumplings fueron los mejores que me haya comido en mi vida. Ordenamos de pollo, jamón con queso y cerdo y todos estaban buenísimos. Los dumplings los preparan en el mismo restaurante detrás de una pared de cristal y uno puede ir a ver como los preparan.

Soup Dumplings
Dumplings

Luego de una cena espectacular nos fuimos a recorrer Wangfujing incluyendo su mercado nocturno. Wangfujing es una de las principales calles comerciales de la ciudad. Se trata de una calle repleta de grandes almacenes, centros comerciales y tiendas de souvenirs. En uno de los callejones que salen hacia el oeste de Wangfujing se encuentra un curioso mercado nocturno. Al caer la noche, la estrecha calle en la que se ubica el mercado se convierte en una zona llena de gente, turistas y locales por igual. Decenas de quioscos cocinan pinchos de diferentes animales como estrellas y caballitos de mar, serpientes, arañas, escorpiones y hasta cucarachas. Nosotros no probamos nada, solo pasamos por curiosidad y para tomar fotos.

Wangfujing Night Market
El mercado nocturno estaba lleno
Pinchos de alacran
Pinchos de escorpión
Pinchos Night Market
Pinchos de algún animal raro que no reconozco

Terminamos de recorrer el mercado nocturno y entramos a una de las tiendas de souvenirs donde compré los primeros regalos del viaje. De allí nos fuimos a la estación del metro y nos regresamos al hotel.

El itinerario del viaje lo puedes ver AQUÍ.

Anuncios

1 comment on “Ruta 18 Día 3: La Gran Muralla China

  1. Pingback: Ruta 18: Dos semanas en China y Hong Kong

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

EL MUNDO ES MEJOR CONTIGO

"Solo tenemos una vida, es nuestra obligación vivirla al máximo"

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre: “Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. – Henry Miller

Dos trianeros por el mundo

Blog de viajes con guías completas y rutas de múltiples destinos y consejos viajeros.

MALETEANDO.ES

Blog de Viajes y Eventos

¿nos tomamos algo?

hoy tenemos ➽ café frappé ❤︎

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Vagamundos Argentinos

Nuestra vuelta al mundo en palabras

Malviajada

Viaja, conoce y experimenta

Traveling.mugs

Preferimos tener un pasaporte lleno de sellos que una casa llena de cosas

Pasaporte y Manta

Blog de viajes con itinerarios y guías de viaje.

Viajes de Juani

Un espacio para compartir momentos

Don Viajón

Don Viajón ¡Viajando con pasión! viajes | cultura | gastronomía

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

A %d blogueros les gusta esto: