América EEUU Seattle Washington

Ruta 30 Día 1: Pike Place Market, Waterfront Park, Space Needle

Al Aeropuerto Internacional Sea-Tac (Seattle – Tacoma) llegamos a las 8:25am luego de un vuelo directo de poco más de 4 horas. Era nuestro primer vuelo en año y medio, y estábamos ansiosos por conocer una ciudad nueva. Seattle nos recibió tal y cómo me la habían descrito, lluviosa, fría, con un cielo gris y una densa niebla que cubría el tope de los rascacielos.  Y a pesar de que esas condiciones meteorológicas no eran óptimas, la adrenalina que se siente al visitar una ciudad por primera vez opacaba las condiciones del tiempo.

Seattle nos recibió bajo lluvia

Salimos del avión, cruzamos al aeropuerto, y seguimos los letreros que nos llevaban a la estación del tren. La estación no está dentro del aeropuerto, para llegar a ella tuvimos que cruzar el estacionamiento multipisos, lo que proveyó protección contra la lluvia. El boleto del tren lo compramos en una máquina expendedora donde tuvimos que indicar la estación donde estábamos y la estación hacia la que nos dirigíamos. Con esa información la máquina calcula el precio del boleto, que en nuestro caso fue de $3. El viaje en el tren ligero desde el aeropuerto hasta la estación Westlake fue de unos 40 minutos. Y desde el tren vimos que los edificios del centro de la ciudad estaban cubiertos por niebla pero, también notamos que la intensidad de la lluvia había disminuido.

Boleto del tren ligero

Salimos de la estación Westlake y caminamos cinco cuadras hasta llegar al hotel. El hotel que habíamos reservados fue el Belltown Inn que se encuentra en el vecindario del mismo nombre. Aunque era temprano para registrarnos, pudimos dejar las maletas con recepción y nos fuimos a comer biscuits en Biscuit Bitch. Ya tenía ese lugar en la lista de restaurantes donde ir a desayunar, y estaba justo al lado del hotel. Ordenamos por internet para llevar (por el covid, solo estaban haciendo órdenes para llevar) y nos lo comimos en el lobby del hotel. Ordenamos el biscuit de huevo, queso y tocineta y estaba exquisito. Nos gustó tanto, que al día siguiente desayunamos otro biscuit. Ese biscuit tuvo un costo de $6.85. Definitivamente los biscuits de Biscuit Bitch hay probarlos en una visita a Seattle.

Hotel Belltown Inn
Biscuit con huevo, queso y tocineta de Biscuit Bitch

Ya había escampado al terminar el desayuno y nos fuimos caminando a uno de los lugares más visitados en Seattle, al Pike Place Market. Encabezado por ocho agricultores locales que buscan eliminar el intermediario entre el pescador y el consumidor, Pike Place Market comenzó a vender productos al público en agosto de 1907. En tres meses, el mercado había crecido a 76 puestos y, en 1922, se había expandido a 11 edificios a lo largo de nueve acres cerca al paseo marítimo de Seattle. El mercado casi fue demolido en la década de 1960, y nunca se recuperó por completo de los efectos de la Segunda Guerra Mundial (la Orden Ejecutiva 9066 durante la guerra obligó a dos tercios de los vendedores del mercado, todos de ascendencia japonesa, a internarse en campos de concentración). Afortunadamente, el arquitecto y activista Victor Steinbrueck (codiseñador de la torre Space Needle) y su grupo, Friends of the Market, hicieron una exitosa campaña para establecer un distrito histórico de siete acres alrededor del área, evitando que el mercado fuera reemplazado por oficinas y un inmenso estacionamiento multipisos.

El famoso letrero neón de Pike Place Market a mi espalda

Pike Place Market es el mercado de agricultores en continuo funcionamiento más antiguo de Estados Unidos y uno de los atractivos más populares de Seattle. El mercado atrae tanto a los turistas como a los lugareños (estamos hablando de 10 millones de personas por año) con sus productos agrícolas frescos, ramos de flores, abundancia de tiendas, restaurantes y bares, sin mencionar algunos de los mejores lugares para people-watching (observar gente) en la ciudad.

Puesto de verduras y vegetales en Pike Place Market

Nosotros recorrimos todo el mercado, pero muchos locales aún estaban cerrados por que llegamos justo a la hora que habría. Pero pudimos ver los puestos de frutas y vegetales, los bouquet de flores y un puesto de mini donas llamado Daily Donuts donde compramos seis donas para probarlas y estaban riquísimas. Las donas costaron $4.50. En el nivel inferior la mayoría de las tiendas estaban cerradas, pero logramos entrar a una donde vendían suvenires.

Flores en el mercado Pike Place

Justo debajo de esas tiendas, en el callejón Post Alley, vimos el Market Theatre Gum Wall o Muro de Chicle. El Gum Wall es un punto de referencia local. Partes del revestimiento de la goma de mascar de la pared tienen un grosor de varias pulgadas y el revestimiento tiene 5 metros (15 pies) de altura a lo largo de una sección de 15 metros (50 pies) de largo. Se llama Market Theatre Gum Wall porque la pared está junto a la boletería del Teatro Market. La tradición comenzó alrededor de 1993 cuando los asistentes de una obra de teatro pegaron chicle en la pared y colocaron monedas en los chicles. Los trabajadores del teatro rasparon la goma de mascar dos veces, pero finalmente, en el 1999, se rindieron después de que los funcionarios del mercado consideraron que la pared de goma de mascar era una atracción turística. Algunas personas crearon pequeñas obras de arte con goma de mascar. La realidad es que en ese callejón no hay nada más que ver, aparte de los chicles, así que tras la foto nos fuimos hacia el próximo lugar que queríamos ver.

Detrás de mi parte del muro de chicle

Aprovechamos que ya había escampado por completo y que el sol comenzaba a salir y caminamos poco más de 5 minutos hasta llegar al Waterfornt Park. Comenzamos el recorrido de este parque urbano vistando el Pier 62. El muelle Pier 62 es el nuevo espacio público más pintoresco de la ciudad. El muelle fue reconstruido e inaugurado en septiembre del 2020. Fue diseñado para ser un espacio flexible con vistas a la bahía de Elliott, las montañas del Parque Nacional Olimpics y el skyline de Seattle. Fuimos al muelle porque ya habíamos leído acerca de las vistas impresionantes de la ciudad y no decepcionó. Estuvimos cerca de media hora observando y escuchando las aguas de la Bahía Elliott y tomando fotos de la ciudad y los alrededores.

Pier 62 y el skyline de la ciudad
Desde Pier 62 se tiene una de las mejores vistas de la Seattle Great Wheel

Luego fuimos al siguiente muelle, Pier 57, para entrar a Miner’s Landing que tiene restaurantes, parque de diversiones y la famosa estrella Seattle Great Wheel. A los restaurantes no entramos, pero mientras recorríamos el muelle vimos dentro de Miner’s Landing un carrusel de principios del siglo XX, algo que no esperábamos encontrar en el mulle. Si les interesa darse una vuelta en el carrusel, cuesta $2.50 y dura 2 minutos y medio. Aprovechamos que estábamos en el muelle y nos fuimos a dar una vuelta en la Seattle Great Wheel. Los boletos costaron $15, pero acabo de verificar y en la página oficial y ya subieron el precio a $16 los adultos. Desde lo alto de la estrella tuvimos una de las mejores vistas del centro de la ciudad y de la bahía. Tomamos todas las fotos que pudimos en los 12 minutos que duraron las múltiples vueltas.

Vistas desde Seattle Great Wheel
Vistas desde Seattle Great Wheel

Eran ya casi las 4pm y decidimos ir al hotel a descansar y buscar donde comer. Pues cuando estamos llegando al hotel vimos en la esquina opuesta el restaurante de comida china Spice Up y nos metimos al restaurante a comer. Estaban dando un 10% de descuento y eso fue suficiente para convencernos de comer allí. Ordenamos dumplings de aperitivo, yo pedí cerdo en salsa de ajo con arroz blanco junto a una cerveza y Ricardo pidió carne con brócoli. Todo estaba muy bueno y no tan caro, la cuenta fue de $31. Mientras esperábamos por la comida el dueño del restaurante se acercó a la mesa y dialogamos un rato. Nos contó que era actor en Hong Kong, y luego cambió de carrera y se dedicó a abrir varios restaurantes en Seattle. En el restaurante hay varias fotos de él de joven con otros actores asiáticos.

Dumplings
Cerdo en salsa de ajo

Con la barriga llena, y el corazón contento, nos fuimos al hotel a hacer el check in por fin después de un día sumamente largo. Nos dimos un baño, cogimos una siesta y volvimos a salir para subirnos a lo alto de la torre Space Needle. Para llegar a la torre caminamos unos 11 minutos desde el hotel. Los boletos del Space Needle los compramos por internet en la página oficinal con varias semanas de anticipación. Había la opción de incluir la visita al museo Chihuly Garden and Glass por un costo total de $51.45 y esa fue la opción que elegimos. Si solo quieres subir a la torre los precios van desde $34 hasta $37.50 dependiendo de la hora del día que desea visitarla. Con toda la intención nosotros elegimos llegar a la torre 40 minutos antes del atardecer para tener la experiencia de ver el atardecer desde la cima de la torre.

Space Needle

La torre Space Needle se construyó para la Feria Mundial de 1962 y atrajo a más de 2.3 millones de visitantes durante los eventos de la feria. Hoy en día recibe un promedio de 1.3 millones de visitantes cada año y se calcula que ya ha recibido un total de 60 millones de visitantes desde su inauguración. Cuando se construyó la torre fue la estructura más alta al oeste del Río Mississippi y fue construida para resistir vientos de 200mph (320km/h) y terremotos de hasta 9.0 en magnitud.

Ricardo y yo en el mirador de la cima de la torre

Al llegar a la torre, como teníamos el boleto previamente comprado, fuimos directo a hacer la fila para el elevador. La fila se movió bastante rápido, más de 10 minutos no esperamos en fila. Al elevador solo le tomó 43 segundo en llegar desde el primero piso hasta la cima. Salimos del elevador y comenzamos la visita recorriendo el mirador que está al aire libre y que tiene paredes de cristal que van desde el piso hasta arriba. Ahí vimos unas sillas desocupadas y nos sentamos mientras veíamos y fotografiábamos los edificios de la ciudad y el atardecer. Luego bajamos por las escaleras al nivel que esta justo debajo que es donde está el piso de cristal giratorio y allí estuvimos hasta que el sol se escondió.

Así vimos el atardecer desde la Space Needle
Luego del atardecer la ciudad comenzada a encender sus luces

Bajamos del mirador de la torre y nos fuimos caminando de regreso al hotel. Teníamos hambre y buscado en la aplicación Fourquare un restaurante donde cenar y encontramos el restaurante Taquería Cantina. Ordenamos quesadillas de pollo ($15) que estaban para chuparse los dedos con una cerveza Pacífico ($5). Este restaurante tenía un 15% de descuento en la comida después de las 9pm y aprovechamos el descuento también.

Taquería Cantina

Del restaurante nos fuimos directo al hotel. Fue un día sumamente largo, pero bastante completo donde logramos visitar todos los lugares que teníamos en el itinerario. Pero ese fue solo el primer día, teníamos un itinerario bastante cargado para los tres días que faltaban.

Este doble arcoiris lo vimos mientras estábamos en el piso giratorio.

Échale un ojo al itinerario de los cuatro días en Seattle pinchando AQUÍ.

1 comment on “Ruta 30 Día 1: Pike Place Market, Waterfront Park, Space Needle

  1. Pingback: Ruta 30: Cuatro días en Seattle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Mochila de Cromo

Viaja diferente

Travel Carlitos' Way

Viajo | Enseño | Aprendo

Tupaisaje.com

Las mejores fotografías de los mejores lugares del mundo que he podido visitar en mis viajes con una breve descripción del lugar y su historía

8-Bit Lookbook

A Lookbook for Gamers

El Prisma de Fer

El mundo a través de mi lente

Thotyssey

Peek through the Glory Hole of NYC Nightlife

próxima parada: la luna

Cualquier sitio es merecedor de convertirse en nuestro próximo destino

Saltando por mi mundo

Un blog de viajes, espadas y rutas por el Mundo. Nos encanta escaparnos cada vez que podemos y contarlo en el blog con miles de fotografías. ¿Nos acompañas?

lifeisatrip911285969.wordpress.com/

“We travel not to escape life, but for life not to escape us.”

DosViajando

La Vida de Dos chicos

Travelmakers

Somos una pareja a la que le encanta viajar. A la hora de planificar nuestros viajes, siempre nos ha sido de gran ayuda consultar diferentes blogs y es por ello que nos hemos animado a escribir uno! Esperamos que os sirva de ayuda!

Blue Lapis Road

ultramarinus - beyond the sea

La Viajera Incansable

el camino es la aventura

Kevin Standage

An Indian travel photography blog

rutastrazadas.wordpress.com/

Viajes y rutas alrededor del mundo

La mirada de Diego

Periodista + Fotógrafo

A %d blogueros les gusta esto: